Blogia
Piénsalo....

Comentario del poema: Los portadores de sueños de Gioconda Belli

 

Gracias a un profe tuve la oportunidad de conocer el poema de Gioconda Belli: Los portadores de sueños, es muy bueno, se los recomiendo aquí les dejo el enlace para conseguirlo:http://www.elcastellano.org/belli.html y mi comentario al respecto, disfrútenlo.

Este poema es bastante, inspirador, desafiante, de momento nos lleva a pensar que todo lo podemos y que si seguimos nuestros sueños posiblemente vamos a conseguir un mundo mejor, un mundo justo y equitativo, en el que el egoísmo, el hambre y las armas no existan nunca más.

 Sin embargo, al terminar de leerlo y poner los pies en la tierra la realidad es otra, y muy a mi pesar digo, que el tratar de cambiar el statu quo actual, si bien no es imposible, si resulta bastante complicado. Pues lamentablemente los soñadores somos pocos, los sueños de los demás han sido mutilados de raíz, en la mayoría de los casos muchos ni siquiera tuvieron tiempo de darse cuenta que soñaban, pues apenas tuvieron consciencia los destructores de sueños sutilmente empezaron a alienarlos, y llenaron sus cabezas soñadoras  de cosas superfluas, de cantantes brillantes, de modas, de marcas, de tecnología, de globalización vacía y sin sentimientos, dificultando así que se atrevan a soñar por sí mismos pues modificaron los sueños según lo que ellos querían.

 Belli escribió el poema en otro tiempo en el que aún se podía soñar porque lo privado sí existía, porque no se invadía nuestro espacio como ahora se lo hace, y más importante aún no invadían nuestras ideas, lo escribió al finalizar la segunda guerra mundial, cuando se soñaba con un mundo mejor, tiempo del que nacería después el movimiento hippie, el de soñadores cuyos sueños fueron mutilados por los destructores de sueños, pero también por todos aquellos que no se atrevieron a soñar. Aunque algunos cuantos quizás consiguieron algo, como los que protestaron en Francia, el movimiento feminista o la revolución cubana, todos productos de un sueño.

 Ahora el deber de los soñadores aunque complicado es el de abrirles los ojos a quiénes los tienen cerrados e invitarles a soñar en algo justo dejando de lado el egoísmo, pues mientras seamos más los que nos atrevemos a soñar es más posible el convertir nuestros sueños en realidad. Por ahora lo que nos queda es no dejar de actuar para a través de pequeños cambios ir convirtiendo de a poco nuestros sueños en realidades.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres